Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
2 enero 2012 1 02 /01 /enero /2012 13:34

Subiendo aún más por el acantilado occidental de Tebas llegamos a las tumbas de las Divinas Adoratrices, numeradas de la 2001 a la 2005.

Subiendo a las tumbas de las princesas saítas:

 

Subida-tumbas-Adoratrices.jpg

 

Como este sector de Deir el-Medina no entra dentro de las visitas turísticas, da pena de ver lo guarrillos que se encuentran las ruínas y estos pozos funerarios.

 

basura-subiendo.jpg

 

basura-tumba.jpg

 

 La 2001 debió de ser una especie de tumba familiar ya que en ella se hallaron una docena de sarcófagos. Sobre la 2002 y 2004 no tengo ni idea.
La tumba pozo 2003 fue descubierta en 1832.
Bruyère y Nagel excavaron este pozo que cuenta con unos 30m de profundidad en el año 1928. Un dato curioso es que en su interior encontraron cuerda, una polea, y otros objetos que pertenecieron a los aparejos de un barco, junto a dos manuscritos.
Los escritos procedían de la nave de Verninac, el buque comisionado en 1831 para llevar el obelisco del templo de Luxor a París que se encuentra actualmente en la plaza de la Concordia. Uno de los dos informes explicaba que los oficiales y la tripulación acompañados por un intérprete había retirado del pozo, el ataúd de la reina Ahmose, “cuya momia había sido quemada por Cambises ". Nagel ya aclara en las “fouilles” que ni reina ni Ahmose, sino que el sarcófago era el de la Divina Adoratriz Ankhnesneferibre (Hekatneferu Merytmut), hija de PsaméticoII.
Lo que no llego a entender, es el lío que tuvo que haber para que el sarcófago que tendría que haber acabado en el Louvre, podemos admirarlo en el British.


Foto del sarcófago donde podemos ver a Ankhnesneferibre con el “heka” y el “nekhekhat”, que simbolizan su posición de poder en Tebas, lo que pudo dar lugar a Verninac y su tripulación a creer que se trataba de una reina:

 

british.jpg

 

En la segunda carta encontrada estaba escrito:


“Así va el mundo.  Ustedes buscan a 120 metros bajo tierra y sólo están encontrando polvo y  piedras. Les aconsejo que no pierdan el coraje. Miren de nuevo y encontrarán. Eso es lo que nosotros hicimos.”
Un saludo en nombre de los excavadores.


El documento estaba firmado por Ch. Jaurès con fecha del 28 de febrero de 1832.


Aunque el anterior que nos habla del descubrimiento del sarcófago de la reina Ahmose no estaba firmado, ambos están escritos por la misma mano y Ch. Jaurès era lugarteniente en el navío “Louqsor”. Vamos, así que debemos su descubrimiento a los oficiales encargados del traslado del obelisco, algo que la historia parece haber olvidado, ya que la máxima referencia que encontramos es la fecha de su descubrimiento, 1832.

 

No te acostarás sin saber una cosa más xD

 

En los rapports de Bruyère sobre la tumba 2003, nos dice que la tumba se saqueó poco después dela muerte de  la Divina Adoratriz, aunque su sarcófago no fuera usurpado hasta la época de Augusto por el alto funcionario de Hermópolis y escriba real Amenhotep Pimonthu.

La usurpación puede leerse en la adición horizontal del registro de jeroglíficos en borde exterior del ataúd.

 


 


 

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
5 diciembre 2011 1 05 /12 /diciembre /2011 12:18

Los que intentamos estudiar los templos de Deir el-Medina a menos que seamos eruditos en el tema lo tenemos un poco complicado, ya que paseando por allí aparte del templo ptolomaico, las tumbas del cementerio oeste y el pueblo, nos encontramos con la dificultad de discernir que es que entre las confusas  ruinas, aunque por suerte siguiendo las notas de Bruyère y de Jaana Toivari-Viitala podemos  localizarlos. ¡¡Que difícil es ser un simple aficionado!!

En esta foto no podemos ver la capilla y el templo que tratamos en el artículo anterior ya que quedan tras el témenos.

 

vista-deir-el-medina.jpg

Entre el templo ptolomaico y el templo de Amón se encuentran restos de viviendas de época ramésida.  

 

 

Ruinas del templo de Amón de Ramsés II en Deir el-Medina:

 

Templo-Amon-Ramses-II-Deir-el-Medina.jpg

 

 

El templo de Amón de Ramsés II visto desde el templo de Sethi I:

 

templo-de-Amon-Deir-el-Medina-desde-arriba.jpg

 

Se encuentra situado contra  la cuesta de la colina de Qurnet Murai. Las excavaciones realizadas por IFAO, se hicieron en la campaña de 1939-1940.

Una escalera conduce al patio delantero del templo afrontado por pilones

 

Plano de Bruyère del templo:

 

Plano-Bruyere-templo-Amon.jpg

 

Lo que podemos ver nosotros:

 

Entrada-templo-Amon-Deir-el-Medina.jpg

 

Se accedía al pronaos del templo por una escalera de seis peldaños, esta parte estaba dedicada a la tríada tebana. En la naos sobre el serekh de los muros, aún podían contemplarse los rastros de la figura de un hombre arrodillado. El templo contaba  al menos con dos fases de construcción. Se encontraron fragmentos de estelas y en la capilla una estatua de Panehesy  visir de Merenptah.

 

Lo que dedujo Bruyére por sus hallazgos:

 

Templo-Amon-ramses-II-Deir-el-Medina.png

“En el muro del sur se ve todavía una estera que sostiene un altar de ofrendas y las canastas de frutas que debían estar colocadas delante de una divinidad sentada adorada por Ramsés II. A la pared opuesta del norte pueden verse a dos divinidades sobre tronos; una de las divinidades está vestida de una redecilla blanca, la otra con una  roja. Fragmentos de escenas muestran a hombres calzados con sandalias y a un hombre que las porta colgadas en el brazo”.

 

Fragmento de una estela del templo dibujada por Bruyère:

 

stela-Amon-Paser.jpg

 

Un santuario pequeño pero bonito.

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
21 octubre 2011 5 21 /10 /octubre /2011 19:03

Saliendo a mano izquierda del templo ptolomaico nos encontramos de narices con las ruinas del templo construido por Sethi I, más arriba quedan los restos de la capilla de Amenhotep I y Ahmés Nefertary, pero los profanos no distinguimos entre uno y otro, ya que estaban adosados.

Imagen-1667.jpg


 

Plano de Jaana Toivari-Viitala, el nº 1 corresponde al templo de Sethi I, y el nº 2 a la capilla de Amenhotep I y Ahmés-Nefertary.

 

Plano-templo-Sethi-y-Amenhotep.png

 

Schiaparalli ya había pasado por allí, pero no he conseguido encontrar nada relativo a los templos, lo único que conozco escrito por él de su campaña en Deir el-Medina es   “La tomba intatta dell'Architetto Cha”,  que no viene a cuento en este tema.

 

Es durante las excavaciones de 1909/11 cuando Baraize, (Annales du service des antiquités de l´egypte, tomo XIII, año 1914), nos cuenta, que restaurando el templo ptolomaico en la esquina noreste, se encuentra con una escalera montada en terrazas  disimulada bajo basura y escombros, la  rampa-escalera del templo de Sethi, para no perder la costumbre, es Bruyère y su equipo quien se lo curran.

 

El plano de Bruyère:

 

Templo-Hathor-Sethi-I.jpg

 

En el plano podemos ver dos tumbas, Baraize también menciona dos enterramientos coptos junto al muro, que creo que se tratan de la tumba 1434 y 1435, Bruyère no dice nada sobre ellas, así que creo que se trata de las tumbas coptas mencionadas por Baraize que se encontraron en la pared Norte del templo ptolomaico, no habían sido vendadas, la cabeza y los pies estaban envueltos en gran cantidad de ropa, y el cuerpo cubierto por un sudario atado por una trenza bicolor, las acompañaban unas cruces talladas en la pared del templo. También podemos apreciar unos agujeros que Bruyère describe como “bassin rond”, que en este caso yo traduciría como estanque o pileta redondo.

 

 No vemos el templo en su totalidad, ya que parte queda bajo el templo ptolomaico. El templo de Sethi I en Deir el-Medina consistía en un patio o una sala exterior, una sala hipóstila interior,  un pronaos con columnas, y un santuario. Las paredes  estaban decoradas en rojo, con bandas horizontales negras  y blancas, se encontraron restos de varias pinturas que representaban a Amenhotep I y Ahmés-Nefertari.

 

Las excavaciones sacaron a la luz dos pies de altar de caliza con inscripciones de un himno a Amón y Hathor con el nombre de Sethi I, un bonito fragmento de un vaso de libación, una estatua del rey arrodillado con las manos sobre el shenty, una pequeña estela de Amenhotep I llevado en litera.

 

Amenhotep-I-litera.jpg

 

Bruyère encontró también otra estela, esta vez de Tawret, y una mesa de ofrendas de Harouah (TT37), mayordomo de una de las Divinas Adoratrices. 

 

Rampa de acceso al templo:

 

Egipto-Marzo-2009-278.jpg

 

Imagen-1676.jpg

 

   Escaleras, de fondo Taja.

 

Imagen-1680.jpg

 

 

Subiendo por el templo:

 

Imagen-1677.jpg

 

Vista desde arriba, pueden verse las bases de dos columnas, vete a saber si del templo de Sethi, o de la capilla de Amenhotep I.

 

 

 

Imagen-1745.jpg

  

 

Jaume y yo descansando en las escaleras del templo.

 

Imagen-1746.jpg

 

 

 

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
18 octubre 2011 2 18 /10 /octubre /2011 19:33

En un principio el pueblo contó con un pequeño oratorio bajo el acantilado occidental de Tebas dedicado a Amenhotep I  y a su madre, Ahmés-Nefertary.  Poco tiempo después, su supuesto fundador, Tuthmés I,  construyó para sus chicos un sagrado anexo dedicado a Hathor que fue agrandado por Sethi I convirtiéndolo en un santuario como la diosa mandaba.

Como todo buen egipcio que se preciara,  los habitantes de Deir el-Medina eran gente piadosa, pero ellos en especial debieron ser los precursores de la regla de San Benito  xD.  “Ora et labora” sería poco más o menos su lema, ya que las excavaciones practicadas alrededor del templo han destapado las capillas de las diferentes cofradías de los habitantes del pueblo.

 

 Ramsés II  también se dejó de caer por allí, e hizo sus añadidos al templo de Hathor además de construir un  templo dedicado a Amón al noroeste de la colina de Qurnet Murrei, muy cerquita del cementerio Este.

 Algunas capillas consagradas a los cultos de la colectividad aparecieron en la ladera de la colina.

 

Plano.jpg

 

 

vista-aerea-Deir-el-Medina.jpg

El pueblo quedó abandonado en tiempos de Ramsés IX. Según Bruyère parece que salieron a la fuga dejando allí sus enseres cotidianos y refugiándose tras los muros de Medinet  Habu.

 

Se ve que el lugar estaría muerto, pero no olvidado, ya que el nubio rey Taharka construyó allí una capilla a Osiris que duró menos que un caramelo a la puerta de un colegio. La siguiente dinastía, la saíta la utilizó para la construcción de la tumba de la Divina Adoratriz  Ankhnes neferibre.

 

 

El  famoso templo de Hathor que podemos ver hoy en día bajo el acantilado occidental de Tebas,  es de origen ptolomaico, se construyó cuando “el pueblo”  llevaba centurias deshabitado.

En aquel momento Tebas ya no era la capital, los ptlomeos andaban por otros lares, pero “Dyamet” (Medinet  Habú) se engrandecía con nuevas construcciones que llegaron hasta Deir el-Medina. El honor se debió a Ptolomeo IV Filopator, que en su jamacuco constructivo se cargó los restos de los lugares de culto de los servidores en la sede de la verdad para construir su templo. El ptolomaico templo de Hathor de Deir el-Medina, quizá no tan feo como otros de su dinastía.

Tampoco me voy a poner fiera con el Ptlomeo, que en esa época los templos originarios de mi querido Pa-demi andarían bastante cascadillos.

 

El templuchi:

Imagen-1605.jpg

 

Imagen-1628.jpg

 

Imagen-1652.jpg

Julio Cesar que no se si llegaría pasar por allí, añadió un pequeño Iseo en la parte posterior del templo.

Luego se instalarán allí los primeros cristianos, que harán su agosto saqueando las tumbas de la necrópolis. Los seguirán  los anacoretas que se instalan en ellas en plan "okupa", y encima del destrozo que causarán,  fliparán cargándose representaciones femeninas supongo que para evitar las tentaciones del diablo.

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
10 octubre 2011 1 10 /10 /octubre /2011 19:10

 

DM 1371 corresponde a una mujer depositada en un ataúd decorado.  La tumba había sido violada en la antigüedad, el cuerpo no llevaba ningún tipo de joya  aunque sobre su pecho se encontró un espejo sin mango.  Un  pobre ajuar funerario la acompañaba, y es de destacar  que junto al ataúd se encontró un ushebti dentro de un pequeño sarcófago.

 

DM 1371

 

 

DM 1372 pertenece a una adolescente y a dos niños de sexo no determinado.


DM 1373 al niño con escoliosis del que ya hemos hablado en el artículo anterior.


DM 1374 a otro niño cuyo cuerpecillo también depositado dentro de una cesta.


DM 1375, una niña en una cesta.


DM 1376, una cesta de juncos en la que no se encontró el cuerpo.


DM 1377, idem a la anterior.


DM 1378, un niño en una cesta.


DM 1379, la de Satnem e Ibentina de la que ya hemos hablado en otro artículo anterior.


DM 1380, pertenece una chica joven colocada en un ataúd antropoide de 1,87 de largo. Junto al cuerpo  se encontró un espejo de bronce, 6 saquitos que contenían dátiles, uvas,  antimonio, un anillo, once perlas planas de fayenza roja, un vaso de khol de alabastro con bastoncillo de ébano, un vaso de mármol rojo y blanco, 2 sandalias de cuero de 25cm de largo (una para cada pie por supuesto)  y un reposacabezas de madera. Sobre el sudario que envolvía su mano izquierda se encontraron dos escarabeos, uno de cornalina y otro de esmalte verde. Al desenvolverla pudo apreciarse que estaba muy bien conservada, su mano izquierda lucía 6 anillos repartidos en tres dedos con escarabeos y perlas de fayenza ensartadas en hilos.  Un brazalete en forma de cadena con 14 escarabeos engarzados en marfil a la altura del codo, un cinturón con perlas de cornalina y marfil, calzaba sandalias de cuero y sus orejas lucían pendientes de oro, y su cuello un collar de dos vueltas en perlas de varios colores y oro. Las ofrendas funerarias que la acompañaron pueden considerarse abundantes.

 

DM-1380.jpg

DM 1381, otra chica joven también muy bien conservada. Entre los hallazgos de su tumba podemos destacar el hallazgo de unos vasos que contenían cera perfumada, uno de ellos con el jeroglífico del nombre de Creta,  un vaso de piedra jaspeado  en rojo y blanco con un contenido graso de color rojo, y un peine.

 

DM-1381.jpg

DM 1382, tres ataúdes rectangulares decorados con crestas horizontales. Contenían a dos mujeres, una de ellas joven  y un hombre.


DM 1383, un niño en una cesta.


DM 1384, un niño en una caja de madera.


DM 1385, un niño en una cesta.


DM 1386, un niño en un ataúd antropoide barnizado en negro con texto y figuras amarillas. Lo acompañan dos chicos sin ataúd que parecen ser un añadido posterior (tiene más bien pinta de cachette).


DM 1377, ni idea.


DM 1388, tres mujeres en ataúdes bonitos ataúdes antropoides sellados.  Se conoce el nombre de una de ellas, Sat-Ra, ya que se hallaba escrito en su ataúd, los otros aunque decorados no llevan el nombre. La cuerpo de Sat-Ra medía 1, 62, no había sido momificada pero debería de estar muy bien conservada ya que Bruyère nos dice que sus negros cabellos descendían hasta su clavícula, sus dientes estaban en perfecto estado, y su pubis no había sido rasurado.

Tal y como dibujó Bruyère su ataúd, la carilla de Sat-Ra me recuerda a la de un personaje manga xD.

 

sat-re.jpg

 

  Sat-Ra y sus anónimas compañeras  también contaban con un ajuar funerario en el que podemos destacar  un vaso que contenía miel, y un plato decorado con flores que contenía panes redondos.


DM 1389, un hombre en ataúd antropoide. Entre otros objetos lo acompañaban instrumentos musicales; una lira, un laúd y un cuerno.

 

DM-1389.jpg

 

Laúd de la tumba DM 1389, el de la derecha, claro, lo pillé creo que de unos finlandeses que hacían un trabajo sobre el laúd en el Antiguo Egipto.

 

laud-tumba-1389.png

 

DM 1390, un niño en una caja.

 

 Debido a la condición de las  tumbas que hemos visto hasta ahora, sólo podemos percibir  una visión parcial de los habitantes originales del pueblo. Los ocupantes del cementerio Este, no tienen pinta de representar al equipo de trabajadores que construyeron las tumbas reales, aunque hay alguna excepción, claro. Por los cartuchos encontrados en las tumbas (Tuthmés I, Hatshepsut, Hapuseneb, Tuthmés III)  pueden datarse de principios la XVIII Dinastía,

 En realidad no ha sido llevado a cabo ningún estudio antropológico sobre ellas, a pesar de que las excavaciones de Bruyère  fueron realizadas bajo una meticulosa observación. Así que nos quedamos con las ganas de saber más, y con las ganas de visitar alguna de esas tumbas-pozo sin decoración de las que hemos hablado, aunque lo veo harto difícil, ya que el cementerio Este de la necrópolis está bajo la arena que se encuentra entrando a la derecha del pueblo.

 

 

Deir-el-Medina-cementerio-Este.jpg  

 

Fotografía de Deir el-Medina durante las excavaciones de Schiaparelli en 1906.

 

Shiaparelli--Deir-el-Medina-1906.jpg

 


Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
2 octubre 2011 7 02 /10 /octubre /2011 19:17

 

 

Los cuerpos de niños encontrados dentro de cestas son los de las tumba 1373, 1374, 1378, 1385, y los de las denominados DX que van del 1 al 4 que son las excavadas por Möller entre 1911/13.

Algunos cuerpecillos presentaban deformaciones, como el del niño de la tumba 1373, que tenía una escoliosis superior a los 45º. Depositado en una cesta, a su muerte tendría una edad aproximada de unos 6 años, ya que le habían salido 24 dientes. Su ajuar funerario consistía en seis panes, nueces dum y un ánfora. Su momia, bien conservada portaba un collar de perlas de fayenza azules. En total medía  80cm, divididos entre 0,28cm de longitud depiernas y 0.52 entre cabeza y torso.

 Aunque este caso no se puede comparar con el caso de Ariki, otro niño también enterrado en el cementerio Este.

Ariki, o Iryky,  un niño que solo llegó a alcanzar aproximadamente un año de vida.   La criatura presentaba una cabeza y un torso anormalmente largos junto a unas minúsculas piernecillas.  Emociona pensar lo que lo debió llegar a querer su familia a este pequeño tullido ya que tratándose de gente pobre tuvieron que hacer un esfuerzo considerable para enterrarlo en un cofre decorado, pintado de color amarillo con borde negro con dos grandes bandas laterales escritas en hierático en tinta negro con su nombre.  Obviar el nombre en el A.E. es un equivalente a “no existir”, con lo que parece que sus familiares  intentaron dar a su querido pequeño la oportunidad de una vida mejor en los Campos de Iaru. Aunque se podría llegar a pensar que esa “deformidad” a falta de más datos se tratara de una forma de acondroplasia, con lo que Ariki pudo considerarse una bendición  en un pueblo que veneraba a los enanos, y de ahí su esfuerzo a la hora de su entierro.

 

Ataúd Ariki

 

Fuente de la imagen:

http://xy2.org/lenka/Naprstek.html

 

Otra conocida tumba-pozo del cementerio Este, es la 1379, perteneciente  a un hombre y a una mujer de edad avanzada, Satnem, servidor en la Sede de la Verdad  cuyo oficio era pintor de tumbas, y su esposa Ibentina.

 

 

La tumba contenía  dos ataúdes, uno antropomorfo perteneciente a Ibentina, y otro en forma de caja para Satnem. Ambos desaparecieron junto a sus momias a manos del anatomista australiano Elliott Smith en su afán por realizar estudios relacionados con el difusionismo.

 

Tumba-Satnem-Ibentina.jpg

El ataúd de Satnem carecía de texto, en su lado derecho podían verse escenas de ofrendas a la momia en la puerta de su tumba  y a dos plañideras.  En el izquierdo el transporte del ataúd sobre un trineo y tres plañideras más, A los pies, dos Anubis sobre su Santuario uno frente a otro, y en la cabeza dos udyat y un shem.

 

Ataud-Satnem.jpg

 

Bruyère nos cuenta que la momia de Satnem, envuelta en vendas y lienzos tenía el cabello completamente blanco y un solo diente en el maxilar superior. Su brazo izquierdo llevaba un brazalete con ocho escarabeos engarzados con  un hilo, y uno en metal.

 

En cambio el ataúd de Ibentina estaba lleno de fórmulas de ofrenda, su cuello lucía un collar userkh rematado con cabezas de halcón, genios con cabeza humana, udyats y Anubis sobre su Santuario complementaban su decoración.

Su momia envuelta en vendas y lienzos medía 1,50cm, su cabello era gris, sus manos descansaban cruzadas sobre el pubis, y sus dientes presentaban un fuerte desgaste. No me consta que portara ninguna joya, aunque en el interior de su ataúd se encontró un vasito de alabastro con un bastoncillo.

En su ajuar funerario se encontró un vaso de arcilla blanca con grasa de lámparas con trazas de haber sido usado,  ya que contenía huellas de dedos, y trapos retorcidos que se hacían servir como mechas. Una banqueta, cuatro sillas, un reposacabezas, siete cestas,  herramientas, cuencos, jarras, recipientes de cerámica, un par de sandalias, una prenda de vestir, escarabeos con los cartuchos de Hatshepsut y Tutmés III…… y lo más conocido de todo, el pequeño serdab que contenía la estatuilla del ka de Ibentina. 

La estatua está  realizada en madera de sicomoro pintado, en una de las inscripciones se la nombra como arpista y ¿cantora?, aunque en su pozo tumba no se encontró un arpa, sino una flauta.  

Se encuentra en el Museo del Cairo, mide 31,8cm, en ella Ibentina está representada como una mujer joven con peluca, adornada con brazaletes rojos y negros y un collar

 

Serdab-Ibentina.jpg

 

Fuente de la imagen:

 

http://www.aegyptenfans.de/Aegypten/Reise2003/index.htm?04Museum/museum1.htm

 

La estatua del ka de Satnem (sin serdab) del mismo tipo de madera que la de Ibentina, se encontró envuelta en lino sobre un asiento.

 

 

La de Satnem acabó en el Louvre.  También se le representa joven y con peluca, viste un shenti y cuando se halló, llevaba un collar de dos vueltas de perlas de fayenzas blancas y azules en torno a su cuello.

 

Satnem.png

Fuente de la imagen:

 

http://www.europeana.eu/portal/record/03903/1D2771844C58D18388C6519DD422FE4E004BDFFB.html

 

Enterrados para pasar juntos la eternidad, y ahora vete a saber donde paran sus ataúdes, sus cuerpos, y hasta los recipientes de sus ka andan por separado. ¡¡De pena!!

  Hace ya bastantes años el Louvre organizó una exposición donde se reconstruyó una tumba de la Necrópolis Este de Deir el-Medina.


http://www.louvre.fr/llv/oeuvres/detail_notice.jsp?CONTENT%3C%3Ecnt_id=10134198673225510&CURRENT_LLV_NOTICE%3C%3Ecnt_id=10134198673225510&FOLDER%3C%3Efolder_id=9852723696500776&bmLocale=en


Entre otros objetos funerarios expuestos en la reconstrucción se encontraba la estatua del kha de Satnem, lo que llevó al equívoco de que el ataúd allí expuesto era el encontrado en la tumba pozo 1379. Pues no, ese ataúd también encontrado en Deir el-Medina no se sabe de quién es, y debió de usarse en la recreación por pertenecer al mismo tiempo y lugar, no es el de Satnem.

 

 

 

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
26 septiembre 2011 1 26 /09 /septiembre /2011 18:59

Según los datos de los “entierros” de la Necrópolis del Este, numerados desde 1365 al 1369, no se encuentra ningún cuerpo. Más bien parecen tratarse de cenotafios, cuevas con provisiones, o vete a saber si lo que contienen estos pozos se trata de algún entierro con fines mágicos, ya que se trata de los pozos donde se encuentran únicamente  restos de partos y ofrendas de comida.

La tumba 1370 ya es otro cantar, se trata de un pozo de unos 90cm de diámetro y 2,60 de profundidad, es la tumba de la archiconocida Dama Madja presente en Museo del Louvre.

Su descubrimiento consta en los archivos de Bruyère, en las excavaciones entre 1934/35  fechada el día 12 de marzo. Dos ataúdes cubiertos por lienzos se encontraban en el centro del pozo rodeados de ofrendas funerarias. Uno de ellos de forma antropomorfa, encerraba la momia de Madja, el otro, una tosca  caja de madera rectangular de sicomoro encerraba los restos de un hombre.  Unas telas dispuestas entre ellos los separaban.

Dibujo de Bruyère del  hallazgo de la tumba de Madja:

 

Plano-tumba-Madja.jpg

 

El ataúd de la dama “Señora de la casa” Madja,  está tallado en madera de sicomoro pintado de blanco,  y  bandas amarillas con fórmulas de ofrenda donde se ofrecen todas las cosas buenas y puras y  puede leerse su nombre. En la decoración puede verse a Anubis sobre la mastaba (o su santuario), el udyat también sobre la mastaba, plañideras arrodilladas en gesto de lamentación, dos hombres estirando una cuerda, y dos plañideras más con la cabeza cubierta frente a un ataúd arrastrado por los hombres a su espalda.

 

Well-Painted-Coffin-of-the-Lady-of-Madja.JPG

http://paris.picturesofus.net/main.php?g2_itemId=525

 

sarcophage-de-la-dame-madja-la-dame-et-son-epoux.jpg

 

En el otro lado del ataúd, encontramos a Osiris, y a una mujer sentada junto a un hombre que lleva un loto y al que abraza, frente a ellos dos hombres les llevan unas ofrendas que constan de un “khepesh” (pata delantera derecha del bóvido, alimento para el Kha del difunto), unos patos y una jarra.

 

 

La momia de cabellos grises, conservaba 11 dientes en la parte superior y diez en la inferior, se trataba de alguien entrada en años. Su cabeza reposaba sobre una almohada, sobre su pecho descansaba una pieza de tela doblada. Sus manos adornadas por 5 anillos y una pulsera con escarabeos y perlas de pasta vidriada reposaban sobre su pubis.

Hay quien piensa y escribe que la escena de la mujer que abraza al hombre representa a Madja abrazando a su marido. Yo no, aunque esta tumba sea más pudiente que la de Sennefer creo que este ataúd pertenece a los fabricados en serie a los que solo se había de añadir el nombre del difunto, con lo que las escenas son estándar.  

Además,  no las tengo todas de que el otro ataúd contenga el cuerpo del esposo de Madja.

El cuerpo no momificado de un hombre de avanzada edad envuelto en trozos de tela (Bruyère habla de “liens de chiffons”, no de “bandes”) fue amortajado con sandalias en los pies y con una lira sobre las piernas.  En su ataúd se encontró un frasquito de alabastro y una bolsita con dos escarabeos.  Ninguna inscripción nos aporta su nombre, cargo o parentesco con la difunta. No me liga eso de que se trate de su esposo, más bien parece un entierro pobre aprovechándose  de una tumba rica. Ahora bien, no hay datos de que ese ataúd se añadiera posteriormente, con lo que no estoy segura de que Magda se enterrara con su sirviente favorito y su esposo ande por otra parte.

Foto de Bruyère del mobiliario de la tumba de Madja en la terraza de la casa de IFAO en Deir el-Medina, donde junto a otros objetos anteriormente citados puede verse la lira.

 

tumba-madja.png

 

 

 

madja-bruyere.gif

 

Se encontró también una cama típica egipcia , el angareb,  de paja trenzada, un taburete también de paja, dos ánforas rojas con rayas negras, una cama pequeña de madera, un minúsculo taburete también de madera, un vaso de arcilla con tapón de tela conteniendo grasa con el cartucho de Tuthmés III.  Platos de barro cocido con nueces dum, higos, panes, aves, granadas….y  curiosamente….una balanza.

 

Madja balanza

 

 

En lo poquito o casi nada que hay por la net sobre la tumba de Madja he leído que se encontraron cuatro pequeños sarcófagos que contenían cada uno de ellos un insecto envuelto en un paño ( Quatre petits sarcophages contenaient chacun un insecte enveloppé dans un linge).  Bruyère nos dice textualmente, que se halla un “sarcophage d´insecte”, con lo que los insectos debieron criar después de momificados xD.

Supongo que se referirá  a un sarcófago de escarabajo como este, y como está en el Louvre vete a saber si es el mismo, no he leído sobre sarcófagos de otro tipo de insectos.

 

sarcophage-450.jpg

 

http://www.myrmecofourmis.fr/spip.php?article74

 

Entre las ofrendas funerarias me llama la atención una cesta oval que cubría las funciones de neceser, ya que contenía entre otras cosas dos peines de madera, aguja para sujetar el cabello, un palito para aplicar kohl, una hoja de afeitar de sílex, y un vaso de alabastro con ungüentos, tres potecitos de kohl, un escarabeo para marcar o sellar los objetos, una bobina de hilos de lino y aguja de coser.

 

neceser-de-Madja.jpg

 Gracias Bruyère, gracias IFAO

 

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
20 septiembre 2011 2 20 /09 /septiembre /2011 18:51

Este cementerio, situado en la parte oriental de Deir el-Medina, se encuentra escalonado sobre el flanco de la colina de Qurnet Murrei , y fue meticulosamente analizado por Bruyère.La parte más baja de la pendiente fue la reservada para los niños muy pequeños.

La parte inferior está constituida por un centenar de pequeñas fosas muy rudimentarias, en su mayoría pequeños hoyos de unos tres metros de profundidad  y de unos 90 cm de diámetro de forma circular, cuadrada o rectangular. Estos pozos se encontraron recubiertos de grandes piedras, supuestamente colocadas para  evitar  que los grandes depredadores de los cementerios, las hienas y los chacales extrajesen su contenido.

 

Plano de Lynn Meskell

(Archaelogies of Social Life : Age, Sex, Class, Etcetera in Ancient Egypt )

 

Cementerio-Este-Lynn-Meskell.jpg

 

Durante su excavación, Bruyère no solo se encuentran con entierros de niños, halla también recién nacidos, fetos, y restos de telas ensangrentadas. Los  ataúdes de los más pequeños no son más que vasos de cerámica.  Se trata de los mismos vasos o ánforas que acostumbramos a ver en los enterramientos de adultos conteniendo cereales, nueces dum o frutos.


Dibujo de Bruyère de los vasos de cerámica que sirvieron de ataúdes infantiles.

 

vasijas-fetos-copia.jpg

 

 Algunos de estos recipientes en vez del cuerpecillo del niño o feto, sólo contenían trapos manchados de sangre junto con los restos de un parto,  como el saco amniótico o la placenta. Sobre los paños, acostumbra a encontrarse un sílex tallado que probablemente serviría en su momento  para cortar el cordón umbilical. Como no he encontrado ni dibujos, ni fotos ni más datos, ignoro si ese cuchillo tendría la forma del pesheskef,  o no. 

Otros cuerpecillos envueltos en un sudario de ropa, se encontraban protegidos por cestas ovales o redondas tanto nuevas como usadas de hojas de palma.


Foto de Bruyère  de los ataúdes infantiles del cementerio Este.

 

 

cestas-muneco.jpg

 

Junto a la cesta más pequeña se puede ver un muñeco, quizá muy parecido a este que formó parte del ajuar funerario de un niño más pudiente en la misma época. Pertenece a una colección privada, XVIII Dinastía y desconozco su procedencia.

 

Wooden-model-of-coffin-and-mummy--Dynasty-XVIII--private-co.jpg

 

Aunque este ataúd nos recuerda de Ariki, del que ya hemos hablado anteriormente, o al del niño descubierto por Petrie que se encontró sobre la llamada “Reina de Qurna”.

 

qurneh_discovery2_370px.jpg

 

 

http://www.nms.ac.uk/our_collections/highlights/qurneh_coffin.aspx

 

En cuanto a muñecos o muñecas con los que jugaran los niños en el Antiguo Egipto, lo más parecido al anterormente visto, es este supuesto muñeco del Tercer Periodo Intermedio. Aunque si este estuvo alguna vez vestido como el anterior ya jamás lo sabremos.

 

doll.jpg

 

http://www.life.com/image/56571480

 

 

Las pocas ofrendas que acompañan a estos entierros, acostumbran a tratarse de productos alimenticios como nueces dum, uvas, e incluso de cebada molida, ingrediente básico en la preparación de papillas. Los vasos o recipientes que los contienen son de pequeño tamaño.  En ocasiones, en estos entierros se encuentran  panes con forma humana. Lo que nos podría dar a pensar que las madres de Deir el-Medina elaboraban pan con esa forma para estimular el apetito de los niños. Aunque al ver algunos de ellos con marcados atributos sexuales me hace dudar de que su función sea únicamente nutritiva. En realidad parecen más bien las mal llamadas “concubinas del difunto” en versión infantil.

 

panes-forma-muneco.jpg

El panecillo con atributos sexuales masculinos procede de la tumba 1378, se encontró junto al cuerpecillo amortajado en tela, en el interior de una cesta de palma oval.

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
29 agosto 2011 1 29 /08 /agosto /2011 19:01

Un curioso hallazgo en la TT216  fueron unos cuernos de ¿antílope? a los que el mismo  Bruyère pone interrogantes, junto con un cráneo de cocodrilo. A estos hallazgos los nombra como “souvenirs de la catarata”.

Entre esto, y la decoración de la TT6 de su padre y abuelo donde vemos representadas a divinidades de la primera catarata, podríamos tener una pista sobre el origen de esta familia,  el sur de Khemet (norte para ellos que tenían los puntos cardinales al revés que nosotros). No hay que olvidar que los primeros habitantes del “pueblo” eran una mezcla étnica de de nubios, hiksos, apirus y también egipcios. Con lo que Neferhotep, posiblemente descendiente de egipcios de “Ta Khentit”,  visitó la tierra de sus antepasados, o bien estos objetos eran un recuerdo familiar y al no tener un sucesor decidió que lo acompañaran en su otra vida.

A falta de poder ver esos cuernos y con las dudas de Bruyère,  me inclino a creer que eran de gacela, que de todas maneras sigue siendo un antílope pero de tamaño medio, la gacela dorcas.

La gacela, relacionada con Anuket, “nbt 3bw” (señora de Elefantina), era su animal sagrado, en ocasiones podía representarse a la diosa con cabeza de gacela  e incluso como el animal completo.

Esta ostraca se encuentra en el Museo El Cairo (Cairo, JE 43660)

 

Ostraca-Hay.jpg

A la izquierda podemos ver a Hay (TT267), escriba real y residente en Deir el-Medina arrodillado y con las manos levantadas en adoración. Una mesa de ofrendas se encuentra en el centro de la escena, y a la derecha una gacela a unos pasos delante de las montañas.

,
La inscripción sobre la escena se divide en dos secciones,
El texto sobre la gacela dice (más o menos).

"Una ofrenda que el rey da Anukis, Señora del Cielo, ama de los dioses".

 

El motivo de una gacela emergiendo de las montañas, es análogo al de Hathor emergiendo de la zona occidental de las montañas, en su papel de diosa de occidente y protectora del difunto.

 

El culto a la tríada de Elefantina gozó de gran popularidad entre los habitantes del pueblo.

 Esta capillita también hallada en Deir el-Medina dedicada a Khnum, Satis y Anuket, es una preciosidad que no puede evitar añadir xD.

Perteneció a Kasa,(TT10), y se encuentra en el Museo de Turín. 

 

4anoukiscoffre.jpg

 

Fuente de la imagen:

 

 http://labalancedes2terres.free.fr/spip.php?article153

 

 

Quien esté interesado en profundizar más en el tema, puede leer “Témoignages du Nouvel Empire sur les cultes de Satis et d'Anoukis à Éléphantine et à Deir el-Médineh” de Dominique Valbelle, publicado por BIFAO.

 

 Además de los cuernos que Bruyère encontró en la tumba, hay más conexiones con Anuket en la TT216.

Un jardín de gacelas dibujado por Davies, que Bruyère ya no llegaría a ver.

 

gacelas-Neferhotep.jpg

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
26 agosto 2011 5 26 /08 /agosto /2011 19:28

El “siervo” Hesysuenebef era buena gente, lo cual demuestra en varias ocasiones. La primera, al contraer matrimonio con una tal Hunero, que había vivido ya en pareja con un tal Pen-Duau. Lo cual no tendría más importancia si no se hubiera lanzado de cabeza al lecho de Paneb una vez que los hijos que tuvo con su esposo estuvieron un poco creciditos.

Hesysuenebef y Hunero tuvieron tres hijos, Ubekhet, conocida por meterse en la cama del amante de su madre, Paneb, para pasar a continuación a la de un vástago de Paneb, Aapathy, digno hijo de su padre. Otros hijos de la pareja fueron Neferhotep y Webkhet. Los nombres de estos dos últimos hijos son los mismos que los de sus “señores”. Un bonito detalle xD.  

Conocemos a sus hijos  porque figuran en la estela que Hesysuenebef dedicó a su señor Neferhotep, cuando este fue asesinado en la "guerra civil" entre los partidarios de Amenmesse y los de Sethi II.


Estela de Neferhotep, Louvre:

estela-Neferhotep.jpg

 

http://www.flickr.com/photos/sekhmet-neseret/5700421177/

 

El promiscuo Paneb (TT211), también estaba casado con la supongo “sufrida” señora de su casa Wabet. Sabemos que tenían dos hijos, Aapathy y Paneb, y dos hijas, Nebmehyt y Hadnakht.


Foto de Bruyère de la TT211 donde podemos ver a Paneb y su familia, en actitud de adoración frente a Osiris y Anubis.

 

TT211-Paneb.jpg


 

 No sabemos el tiempo que  Hesysuenebef aguantó la situación hasta que se divorció de Hunero, aunque un ostraca fechado en el año segundo del reinado de Setnakht nos habla de la pensión alimenticia en grano que le tiene que pasar a su ex. ¡Encima de cornudo apaleado!

Su promiscua hija Ubekhet, se casó con el jefe de obreros Nekhtemniut y no se le conocen más escándalos.

En Deir el-Medina se llevaban registros de las razones de por qué los trabajadores no estaban en sus puestos de trabajo habituales. Gracias a estos se sabe que Hesysuenebef estuvo ausente del trabajo al mismo tiempo que  Neferhotep sufrió una prolongada enfermedad. En la lista de ausencias se dice que estuvo "con su Señor”.

El hombre fue bastante longevo para su época, los documentos que nombran a Hesysuenebef abarcan unos 40 años, durante los cuales no parece haber ascendido del rango de obrero. Aunque por lo menos ya en sus años finales, formó parte de la Qenbet o tribunal de la aldea. Lo que muestra al menos un cierto reconocimiento de su buen sentido y forma de ser.

No se conoce su tumba, aunque los canteros, pintores, escultores y demás trabajadores que estuvieron bajo las órdenes de Neferhotep construyeron sus tumbas cerca de las de su patrón, con lo cual la de Hesysuenebef no tiene que estar muy lejos. Puede tratarse de cualquiera de las que se desconoce el propietario.

O aún está por encontrar.

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo