Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
17 agosto 2011 3 17 /08 /agosto /2011 19:55

Comenté anteriormente mi cuasi-certeza de que los cuerpos de Sennefer y Neferiyt se encuentren destruidos. Ahora explicaré el motivo.


Todos los que nos interesamos un poco por el A.E. conocemos las técnicas de momificación harto explicadas en muchísimas páginas, con lo que me evito repetirme. Prefiero pasarme directamente a la momificación de los pobres, pues eso eran en su mayoría los primeros habitantes del poblado, gente humilde. Con lo que tuvieron que optar a una de estas dos técnicas.


La primera consistía en una lavativa de aceite de cedro, coser el ano, colocar el cuerpo en natrón los 36 días como estaba prescrito, y posteriormente dejar salir ese aceite que afloraban también los órganos internos disueltos.

El segundo y más barato, una lavativa directa para limpiar los intestinos, inmersión en natrón y punto pelota. Nada de refinamientos de extracción de cerebro, evisceraciones y demás ni lavados con vino de palma.


Según nos dice Bruyère, las momias de principio de la XVIII Dinastía eran en su mayor parte esqueletos recubiertos de piel, no tenían las narices taponadas con cera lo que demuestra que el cerebro no les fue extraído, y carecían de herida en el costado izquierdo. No creo que nuestro pobre artesano y su esposa fueran diferentes.


Excavaciones  en Deir el-Medina en los años 30.

 

Cern--o-Bruyere.jpg

 

Pasemos a lo de “la tumba inviolada de Sennefer.”


Desde el principio Bruyère supo que no era así, únicamente intacta en nuestra época, ya que Hor-mes dos dinastías más tarde ya había reutilizado parte del ajuar funerario de nuestro Sennefer para su tumba, respetando lo que hemos podido ver anteriormente dispuesto junto a los ataúdes.


El arcón que se encontraba a los pies de Sennefer tenía las cuerdecillas de cierre cortadas y le faltaba el sello, las sandalias estaban manchadas del perfume de uno de los frascos al que le faltaba el tapón. Y en los ladrillos destinados a reforzar la cama funeraria sobre la que yacía el ataúd de nuestro Sennefer, encontraron una lasca de caliza con excremento humano, vamos, como si alguien se hubiese limpiado el cu** con ella xD. ¿Se podría tratar de una burla al difunto anterior a los tiempos de Hor-mes? Nunca lo sabremos.

 

Cama-funeraria-Sennefer.jpg

 

Lo que si sabemos que de momento y que se sepa,  es un hecho único.

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
12 agosto 2011 5 12 /08 /agosto /2011 19:58

Para hacernos una idea de los utensilios de purificación ritual  hallados en la tumba de Sennefer, pongo como ejemplo, estos que fotografié hace poco en el British. Lejanos en el tiempo, la distancia, número y hasta en el presupuesto desde luego.


Estos pertenecen a Idy, un sacerdote lector de VI Dinastía y fueron encontrados en Abydos, pero bueno, son utensilios de purificación ritual.

 

utensilios purificación ritual, Abydos

 


 

El sarcófago de Neferiyt (ya he corregido Rag)  se encuentra en el “Rocznik Muzeum Narodowego w Warszawie”  y que yo sepa, los polacos tampoco han publicado nada sobre él. Desconozco si su momia sigue en su interior.


En sarcófago también era  negro y amarillo y su rostro pintado de rojo brillante estaba enmarcado por el mismo tipo de peluca que también portaba  Sennefer. Las orejas estaban pintadas, sin relieve.

Su nombre está escrito una sola vez, y curiosamente carece del título de “nebet-per”, (señora de la casa). Con lo que no podemos estar seguros de si la relación entre Sennefer y  Neferiyt  era de esposos, padre e hija, hermanos, amantes, vecinos o vete a saber qué. Pero como Bruyère es uno de mis mitos y él, vete a saber porqué, dice que es su esposa, y como Cerný no lo desmiente, su opinión sigue siendo para mí “palabrita de niño Jesús.”


 Neferiyt es la esposa de Sennefer y punto pelota.


El  cuello y pecho de  la imagen de Neferiyt en su sarcófago estaban rodeados de  un collar userkh con dos filas de pétalos blancos, y por la parte inferior, una fila de perlas rojas, verdes y azules con fondo amarillo. Bajo las trenzas de la peluca las manos alzadas, cerradas en puño con un ankh colgando en cada antebrazo y brazaletes de placas de esmalte imitando oro.


Dibujo de Bruyère de las manos y los ankhs:

brazos Neferyt

 

La  momia de Neferiyt reveló su edad, la de una muchacha muy joven, Dominique Valvelle nos comenta que sólo tenía 28 piezas dentales, con lo que su edad nos quedaría sobre los 16 a 25 años a menos que se tratara de una de  persona a las que no le salen las muelas de juicio, claro.

El examen de la momia de Sennefer dio como resultado una edad entre 40 y 50 años.

Poco más se pudo deducir de las momias ya que no habían sido embalsamadas, y me da en la nariz que tuvieron el mismo final que las de Sennedjem and her family, que se deshicieron en las manos de los obreros xD.

Sennefer en cambio, lcontaba alrededor de unos 50 años y la edad estimada de la momia del niño era de unos dos.


Dibujo de Bruyère de un ataúd parecido al de nuestro desconocido niño. Encontrado también en Deir el-Medina y perteneciente al Imperio Nuevo el niño llevaba el nombre de Ariki. Por lo menos lo escribieron en su ataúd.

entierro niño Deir el-Medina

 

Neferyt llevaba dos anillos. El más grande, en plata tenía grabado la figura de un gato, sobre el que una diosa coronada por dos cuernos y un disco solar entre ellos estaba sentada con un cetro papiriforme en una mano, y en la otra una cruz ansada.

El otro de electrón, llevaba la imagen de la vaca Hathor en las espesuras de papiros de Buto. No sé donde paran xD.

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
9 agosto 2011 2 09 /08 /agosto /2011 17:48

He de ir escribiendo esto por entregas xD, ya que no me pilla el trasto este el artículo entero....sorry http://i200.photobucket.com/albums/aa211/circesubara/Gifs/twisted_pharaoh_emote.gif

 

 

 

Dentro del sarcófago y sobre las extremidades inferiores se encontró un reposa cabezas con la siguiente inscripción “para obtener la suave brisa del viento del Norte”. ¡¡Aaaahhhhh….la brisa del Norte!! ¡¡Quien la ha sentido sobre su piel, quien la haya respirado, jamás podrá olvidarla y deseará sentirla por siempre!!

¿Quién no recuerda aquello de: " Puedas vivir millones de años, querido niño de Waset, sentado ,tu cara vuelta hacia la brisa del norte y tus ojos llenos de paz." Se trata de el texto de la copa de alabastro encontrada en la tumba de Tutankhamón que luego Carter llamó la copa votiva del rey.  ¿Existe un epitafio más hermoso?

No me extraña que la lápida de Carter también lo ostente: "Pueda tu espíritu vivir, durar millones de años, tú que amas Tebas, sentado con la cara al viento del norte, los ojos llenos de felicidad".

 

 

Dejándome ya de romanticismos mejor sigo con la tumba-pozo de Sennefer xD.

 

flores y amuletos Sennefer

 Un codo de ébano y cuatro reglas de madera con invocaciones a Osiris, Ptah, Amon, y Ra-Harakhte, supongo que sus utensilios de trabajo acompañaban también a la momia. Y cerca de los pies cinco pequeños objetos de cobre necesarios para la purificación ritual.; Aguamanil, jofaina, sítula, una copa con asa y otra sin asa.


Reposacabezas de Sennefer, Louvre:

 

02-001963

http://www.photo.rmn.fr/CorexDoc/RMN/Media/TR1/I056UR/02-001963.jpg


Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
9 agosto 2011 2 09 /08 /agosto /2011 15:51

Los sarcófagos de madera de Sennefer y Neferity estaban pintados de un intenso color negro en los que destacaba el color amarillo de los jeroglíficos y las figuras con las que estaban decorados.

Es posible que estos ataúdes fueran fabricados en serie, de ahí que tanto estos como la mayoría de los encontrados en Deir el-Medina no hagan alusiones ni a sexo, ni oficio ni demás datos personales del difunto. Los artesanos que los fabricaban debían  limitarse a dejar en blanco los espacios donde poner el nombre y punto pelota.

En el caso de Sennefer se dejaron muchos espacios por llenar, su nombre solo sale en tres ocasiones y además en una de ellas la tinta está corrida, lo cual pudo ser debido a su manipulación estando todavía esa parte por secar, ya que el resto está impecable. 


Sarcófago de Sennefer, Louvre:

 

24a5828e40a6a4d7-grand.jpg

http://www.photo.rmn.fr/CorexDoc/RMN/Media/TR1/73MOSV/02-002568.jpg

 

Al igual que su homónimo Sennefer, el Alcalde de Tebas, las viñas no faltaron  en su decoración, aunque en vez de estar representadas en un hermoso techo, en el caso de nuestro Sennefer artesano se encontraron presentes en su momia, rodeando su torso en forma de guirnalda de flores, que además de las hojas de parra, estaba rematada con flores de loto y persea. La momia portaba una máscara de cartonaje dorado que no sé donde fue a parar.

Una vez retiradas las flores y el lienzo de lino, apareció un collar de vidrio imitando al lapislázuli, turquesa y oro del que había pendido un escarabajo de serpentina verde oscuro que al romperse el hilo que lo sujetaba se había desprendido. 

El escarabajo de la momia de Sennefer era inusual. Como dios manda, un capítulo del Libro de los Muertos estaba escrito en él, lo curioso es que  ocupaba tanto la parte inferior, como la superior como los élitros. Trabajo más completo y minucioso imposible.

Otra nota curiosa de este escarabeo, es que en el primer registro se encontraba el nombre de su propietario, Sennefer, en cambio en el segundo podían leerse las letras “tti” seguidas por el determinativo de mujer. Lo que nos da a entender que este objeto había sido creado o utilizado anteriormente por una dama cuyo nombre acababa en “teti”. ¿Lo habría comprado de segunda mano o se lo agenció fraudulentamente? Nunca lo sabremos xD.


Escarabajo y collar restaurado, museo Louvre:

 

collar-sennefer.jpg

http://www.louvre.fr/llv/oeuvres/detail_notice.jsp?CONTENT%3C%3Ecnt_id=10134198673225505&CURRENT_LLV_NOTICE%3C%3Ecnt_id=10134198673225505&FOLDER%3C%3Efolder_id=9852723696500776&baseIndex=47&bmLocale=en

 

 

Un pequeño pectoral de madera cuebierto en oro se encontró caído sobre su omóplato derecho. Representaba a un sacerdote con su piel de leopardo haciendo una libación y una fumigación de incienso frente a una mesa de ofrendas.


pectoral Sennefer

 


  http://www.ifao.egnet.net/bases/archives/bruyere/about

 


Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
7 agosto 2011 7 07 /08 /agosto /2011 18:54

 

El gran talento y sensibilidad de nuestro humilde Bernard Bruyère se hace más patente en el descubrimiento de la inviolada tumba de sDm-aS Sn-nfr (El Sennefer de la DM 1159) y en los rapports y dibujos con los ilustra su descubrimiento.  

Sennefer, un simple obrero de tiempos de Tutankhamón o sus más inmediatos sucesores ya que no está segura su datación.


Corre el año 1928, cuando M.Nagel bajo la dirección de Bernard Bruyère penetra en un pozo funerario de tres metros de profundidad al Sur de la tumba de Sennedjem.

Tras extraer los escombros, encuentran una cámara funeraria repleta de desperdicios y escombros. Entre ellos, viejos periódicos del tiempo de la misión italiana. Como Bruyère y su equipo no eran unos chapuzas como los italianos que solo buscaban la gloria de hallazgos importantes y el resto se lo pasaban por el forro, empezaron a limpiar y a buscar entre los restos que aquellos consideraron basura.


Entre esos restos, encontraron un marco de puerta de madera que aún conservaba sus jambas laterales. Pintadas en azul sobre fondo rojo podían leerse plegarias a los dioses con el nombre del oferente, el dueño de la tumba, “Hr-ms” ( Hor-mes)  un “Jefe de Equipo” según Bruyère, funcionario de necrópolis antes de Amenhotep IV.

 Piezas de cerámica, jarras con motivos florales, lino estucado con el cartucho de Ramsés III…… y limpiando el fondo del suelo de la cámara dos pozos. El primero llevaba al inicio de apertura de una puerta que nunca llegó a continuarse. El segundo tras bajar cinco escalones acababa en una pared tallada en roca y sellada con adobes.  La tumba de Sennefer



La tumba está localizada más o menos aquí:

Imagen 1551 Tumba sennefer deir el-medina

 

Plano de las tumbas -pozo de Hor-mes y Sennefer:

 

plano-Hor-mes-Sennefer.png

 

Se trata de una caverna irregular tallada en roca con medidas de 3m de Norte a Sur, 2,70m de Este a Oeste, y 1,90 de altura.


 El dibujo de su hallazgo se encuentra en la página de las “fouilles de Deir el-Medina”, con fecha del   07 de febrero del año 1928, y son una  verdadera "instantánea" del estado de la sepultura tal y cómo se dejó al finalizar los funerales en tiempos de finales de la XVIII Dinastía.

 

Bruyére Sennefer I

 

http://www.ifao.egnet.net/bases/archives/bruyere/?sujet=Tombe%20inviol%C3%A9e%201159.%20Horm%C3%A8s.%20Sennefer

 

Cerca de la puerta, en el ángulo Sur, 17 ramos de flores de delicadas hojas que tan pocas veces han llegado hasta nosotros y reciben el nombre de “bouquets montés”, se encontraron igual que en el momento que los dejara allí el cortejo fúnebre.

 

En el ángulo Noreste, un ánfora tapada junto a dos altos bastones enrrollados con cintas de tela.

En el suelo, tres platos de arcilla que contenían nueces dum y bayas de persea. Sobre uno de ellos se apoyaba el mango de un hermoso abanico de madera roja con incrustaciones de ébano y marfil que llevaba el nombre de “ sDm-aS en la plaza de la Verdad Sn-nfr justificado”. Dos ataúdes antropoides ocupaban el fondo de la cueva. El  más alejado, el de Sen-Nefer, reposaba en la camafuneraria envuelto con una mortaja de tela y encima de su pecho se extendía un pañuelo de lino.

El segundo sarcófago pertencía a la esposa de Sennefer, Nfr-iy-ty (Neferity), y a la cabeza de los dos ataúdes, una caja oblonga de madera contenía el cuerpo de un niño. A los pies de los ataúdes se encontraba un cofre, sobre él una silla pleglable.


Dentro del cofre, Bruyère encontró unas gastadas sandalias de cuero, dos pequeños vasos de alabastro llenos de ungüentos y envueltas en vendas dos bonitas estatuillas de madera estucadas y pintadas de ushebtis.

 

Sennefer Bruyère

http://www.ifao.egnet.net/bases/archives/bruyere/?sujet=Tombe+inviol%C3%A9e+1159.+Horm%C3%A8s.+Sennefer&os=11


La foto es de unos recipientes de ungüentos encontrados el Deir el-Medina y que se encuentran en el Louvre.

vases-onguent

¿Por qué no son los encontrados en la tumba de Sennefer y Nefertity?


Vamos a ver. La tumba de Kha y muchos objetos encontrados en la expedición de Schiaparelli se encuentran en el Museo de Turín. Parte de las excavaciones dirigidas por Bruyère acaban en el Louvre, y otra en el Museo Nacional de Praga ya que su colega Cerný era checoslovaco.

El egiptólogo checo Pavel Ordenka nos dice que Cerný contribuyó como nadie a la ampliación de la colección egipcia en Praga. Gracias a él el Museo Nacional adquirió del Instituto Francés de Arqueología Oriental en El Cairo un conjunto de aproximadamente 230 objetos excavados en la aldea de los obreros reales en Deir el-Medina. Además la colección privada de Cerný de ostraca hierática terminó también en la colección del Museo Nacional.  

La mayoría de los objetos de la colección del Museo Nacional fueron excavados durante la temporada de 1934-1935 en el cementerio de los llamados del Este (incluyendo el cementerio de los llamados “niños”).

Una parte sustancial de los objetos proviene de la tumba de Sennefer y Neferity  (DM 1159), y aunque la colección ha estado en Praga desde hace más de 70 años, nunca ha sido publicada.

 


Národní muzeum Prahe egyptských:

 

2642 v vystavy mumie-narodni-muzeum2

2641 v vystavy mumie-narodni-muzeum1

 

http://www.nm.cz/vystava-detail.php?f_id=415

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
1 agosto 2011 1 01 /08 /agosto /2011 18:12

El especialista en hierático, y egipcio tardío, Jaroslav Cerný se incorporó al equipo de Bruyère en 1922 como epigrafista.  El egiptólogo checo, es el primero en darse cuenta ya en el año 1929 de que aquellas personas que durante generaciones habían habitado el poblado de Deir el-Medina, eran nada más y nada menos que los artesanos que trabajaban en las tumbas reales.

También es nuestro lingüista Jaroslav Cerný quien con sus estudios llega a la conclusión de que el pueblo no tuvo nunca un nombre específico. Los obreros, orgullosos de su condición como ya iremos viendo, se otorgaban entre ellos los títulos de  "sDm-aS m st mAat” (aquel que escucha la llamada de la sede de la verdad) y la “sede de la verdad” no era el nombre de su pueblo, sino la tumba en la que estaban trabajando, o quizá la necrópolis real al completo.

 

Libro dedicado a Jaroslav Cerný con las calles de Deir el-Medina de fondo:

 

Cerny.jpg

 

El “pueblo sin nombre” jamás se conoció por ningún epíteto más que el genérico “el pueblo”. Jaroslav Cerný, que estudió en profundidad a los obreros y llegó hasta a nombrarlos por genealogías, nos dice que los artesanos refiriéndose a su aldea utilizaban frases como “en este pueblo del rey” .

Valga como ejemplo de este título de la caja de ushebtis de Khabekhnet descubierta en 1886 en la tumba intacta de su padre, Sennedjem, en Deir el-Medina. En la línea superior puede leerse “",Osiris Khabekhnet servidor en el Lugar de la Verdad, justo de voz ante el Gran Dios, Señor de Maat."

Khabekhnet como toda su familia, vivía en “el pueblo” y era siervo en “la sede de la verdad”.

 

Khabekhnet.jpg


 

Fuente:

http://www.globalegyptianmuseum.org/record.aspx?id=7467&lan=G 

 

Bernard Bruyère y Jaroslav Cerný trabajaron en el pueblo, cementerio y templos codo a codo desentrañando su historia.

Mientras duraba la excavación vivían en la casa contruída por Schiaparelli en 1907 que luego perteneció a la IFAO. Cerný cuenta que la parte antigua de la casa estaba construida sobre una tumba antigua, y lo que en su tiempo que había sido la capilla de la tumba servía en ese momento como almacén de antigüedades. No se si ahora seguirá igual, con su tumba debajo y la capilla como una habitación más. La estructura que se alojaron estos egiptólogos aún puede verse en las terrazas del pueblo, con miembros de IFAO entrando y saliendo de ella antes de pasar por nuestro “pueblo”.

 

Imagen-1550.jpg

Mi inseparable Taja y mi amigo Jaume, preparándose para hacer unas anotaciones en Deir el-Medina. En la terraza más alta puede verse la casa del L'Institut français d'Archéologie Orientale.

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
29 julio 2011 5 29 /07 /julio /2011 12:30

Lo que más se lee en los diferentes y parcos  artículos  sobre Bernard Bruyère,  es que sus campañas son de 1917 a 1947.

La documentación más fiable evidentemente que es la de IFAO,  nos dice que fueron de 1922 a 1951. Ellos lo sabrán mejor que nadie, que lo tendrían en nómina xD.

Además de que en 1917 aún estamos en plena Primera Guerra Mundial, en la que nuestro Bruyère ha de incorporarse a filas. En la web de su pueblo se nos dice que es movilizado en 1914, que participa en la evasión del futuro General de Gaulle, y que es condecorado con la orden de la Legión de Honor y de la Cruz de Guerra.

Aún creyendo que como buen hijo de militares de casta le pudo venir al galgo, pongo en duda lo de orden de la Legión de Honor, ya que no lo encuentro en la lista. Ójala me equivoque y sea verdad. 


Lista legión de honor:


http://jeanluc.dron.free.fr/th/thliste.txt


En cuanto a que ayuda al futuro General de Gaulle en su fuga no lo entiendo.

En la Primera Guerra mundial el entonces teniente Charles de Gaulle después de ser herido tres veces, es dejado por muerto en Verdún en 1916. Tomado prisionero en Alemania, intenta escapar por cinco veces. Lo pillan cada vez. No quedará en libertad hasta el armisticio de 1918.


http://www.charles-de-gaulle.org/pages/l-homme/dossiers-thematiques/1890-1940-la-genese/la-grande-guerre/temoignages/charles-de-gaulle-recits-d-evasion.php

 

Las excavaciones vuelven a pararse en 1940 por culpa de la Segunda Guerra mundial. Bruyère y su esposa Françoise se van a Chatou de L´ille (donde tampoco se libraran de guerra, pero bueno). No podrán volver de nuevo a Egipto hasta el año 1946. Cinco años más tarde la situación política egipcia incita que Buyère y familia se retiren ya definitivamente a Francia(supongo que mucho tendría que ver la derogación del tratado anglo-egipcio del gobierno Wafd en 1951) .

 

Bruyere-y-su-esposa-Francoise.jpg

Nuestro ya jubilado egiptólogo, vive en su en su casa familiar de Chatou de L´ille hasta su defunción el 4 de diciembre de 1971 a los 92 años. Diez años después lo sigue su esposa Françoise.


La tumba de ambos esposos se encuentra en Chatou de L´ille donde fallecieron. Una estela funeraria, copia de una estela encontrada en Deir-El-Medina es su lápida sepulcral. El pueblo cuenta también con el “Centre d’Étude d’Histoire de l’Art Bernard Bruyère”.


Por lo menos aún lo recuerdan xD, porque flaco favor hace el mundo de la egiptología a este gran hombre al que todos citan casi de pasada aunque hayan leído su obra.


Desde aquí doy las gracias a IFAO por apreciar y valorar su trabajo colgándola  en su web para que todos la disfrutemos.


Un enlace muy, pero que muy recomendable.


Rapports sur les fouilles de Deir el Medinah, Archives de Bernard Bruyère (1879-1971):


http://www.ifao.egnet.net/bases/archives/bruyere/

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
28 julio 2011 4 28 /07 /julio /2011 20:21

Bernard Bruyère nace en noviembre 1879 en Besançon (Francia), en una familia de militares.  Estudia y posteriomente  imparte cursos de dibujo, de arquitectura y de historia del arte. Es en la Academia del Louvre (Ecole du Louvre), gracias a los cursos de egiptología, donde descubre su pasión, Egipto. Realiza su primer viaje, en realidad un viaje de estudios en 1910.


Acabada ya la primera guerra mundial regresa a Egipto trabajando con el IFAO (Instituto Francés de Arqueología Oriental), y en 1921 es enviado a las excavaciones en Deir el-Medina.  


Fotografía de imagestate, tomada en 1930,  donde se ve a Bernard Bruyère con su bigotillo, vestido de claro junto con Jaroslav Černý a su derecha (los demás no se quien son) en Deir el-Medina.

 

Bernard-Bruyere-en-Deir-el-Medina-con-Jaroslav-Cerny.jpg

Bernard Bruyère se convierte en un testigo privilegiado de la historia cuando, en febrero de 1924, asiste en vivo y en directo  a la apertura del sarcófago de Tutankamón. Cuatro años más tarde, lo nombran Director de las excavaciones de Deir el-Medina.  Y es excavando en la ruínas de “el pueblo sin nombre” en 1930, donde conoce a su futura esposa, sobrina del helenista Pierre Jouguet, Françoise Demartre, con la que se casará en el mismo año y con quien compartirá sus registros de conocimientos y cuidados de la villa de los artesanos.

 


Son muchos de los grandes egiptólogos quienes aprenderán de este gran maestro. Un ejemplo de ello es nuestra querida Mme Desroches Noblecourt.

Corría el año 1937, Mme era entonces una jovencita de unos veintipocos años que trabajaría como voluntaria por tres meses en una misión en Egipto concedida por el CNRS.


Mme recuerda de nuestro Bernard Bruyère:


"Aprendí  mucho observando a las actividades de Bernard Bruyère, arqueólogo ejemplar,testigo del  descubrimiento de la tumba de Tutankamon. Una de mis primeras emociones es el día que acompañé Bruyère a buscar en la cocina de la casa de uno de los artesanos, acusados ​​de haber participado  en el robo de la tumba de Ramsés III durante un periodo de decadencia, aunque nadie fue capaz de encontrar pruebas concluyentes en su contra. Entrando en el pequeño sótano construido bajo la piedra del hogar, Bruyère me puso la mano en un pedazo de madera cubierta de oro, donde aún podían verse inscripciones que revelaban la realidad del robo. Se trataba de un resto que provenía de la tumba del faraón Ramsès III: ¡ el culpable fue descubierto por fin, tres mil años después!


Después de la cena, Bernard Bruyère se convirtió en un narrador de historias inagotable.  

 

Nunca insistiré lo bastante en el atractivo de Bernard Bruyère, un caballero, pero tan discreto como su memoria, que casi desapareció del círculo de los egiptólogos en una época en que la vanidad y la publicidad eran las soberanas. "

 

Así quiero recordar a la Maa -Kheru  Christiane Desroches Noblecourt , en "casa", por y para siempre.

 

Mme-Desroches-Noblecourt.jpeg

 

 

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
24 julio 2011 7 24 /07 /julio /2011 20:37

Es tanto el respeto que siento tanto sobre el pueblo como sobre aquellos que vivieron tras sus muros, los servidores en la Sede de la Verdad, que para hablar sobre “el pueblo sin nombre” me apetecería ponerme un pedacito de natrón en mi lengua a fin de purificarla y que las palabras que salieran de mi boca se convirtieran en “uabu” (puras), ya que los tiempos no andan para practicar el ayuno, retiro, afeitarme íntegramente el cuerpo y vestirme de más puro lino blanco como hacían sus habitantes para purificarse antes de sus ritos religiosos. Pero no voy a hablar sobre ellos, sino a escribir, además no tengo natrón xD, así que habré de tirar de respeto y cariño


Ese amor hacia el pueblo que hoy llamamos Deir el-Medina empezó a surgir en mí como una curiosidad cercana a la nostalgia acerca de  un pueblo abandonado que la arena cubrió tres mil años atrás, cobijando las huellas de los artesanos y las familias que lo habitaron preservándolas hasta su descubrimiento.


Es muy raro que alguien a quien le interese aunque sea un mínimo el A.E. no haya leído algo sobre “el pueblo sin nombre”, aunque en realidad empecé a apasionarme por él/ellos de la mano de Fernando Estrada. Que tuvo su momento cumbre tiempo atrás al poder pasear  alrededor de sus muros, visitar sus templos y subir por su colina de la mano de otra gran conocedora de Egipto, mi amiga Taja.

Gracias a los dos.

 

Imagen-1954.jpg

 

En realidad Deir el-Medina fue redescubierta por los lugareños, ya que empezó a ser saqueada en el s.XIX para abastecer el mercado de antigüedades despertado por los viajeros extranjeros que visitaban Luxor.

Un buen ejemplo de ello puede ser Sir William Bankes. La colección de piezas que compró a mediados de de ese siglo aún pueden verse en la Sala egipcia de su casa en Kingston Lacey

 

w-29809-egyptian_slaves-350x150.jpg

 

http://www.nationaltrust.org.uk/main/w-vh/w-visits/w-findaplace/w-kingstonlacy/w-kingstonlacy-history.htm


Drovetti, Salt, Belzoni……..todos pillarían lo suyo, John Gardner
Wilkinson, el egiptólogo británico, viajero y escritor, fue el primero en excavar en la zona. Abrió varias de las tumbas para poder registrarlas. El prusiano Karl Lepsius, también dibujó escenas de las tumbas de Deir el-Medina. La primera expedición científica la dirige Schiaparelli, que no destaca por su meticulosidad arqueológica, por muy buena fama que tenga por su descubrimiento de la tumba de Nefertari que todo sea dicho y en su honor fue consciente de la fragilidad de la tumba de esta reina. Volviendo a Schiaparelli en Deir el-Medina su máximo logro fue el descubrimiento de la inviolada tumba del arquitecto Kha(TT8) cuya capilla coronada por una pequeña pirámide ya había sido descubierta muchos años atrás por Bernardino Dovretti.


Tanto las momias de Kha y Meryt como su ajuar funerario fueron a parar al Museo de Turín.

Excelente página sobre las tumba de Kha y Meryt en el Museo de Turín:


http://www.flickr.com/photos/menesje/sets/72157600066084316/


Pintura al temple de la TT8, posiblemente se trate de Meryt

Tumba de Kha, posiblemente Merit


 

Posteriormente llega el alemán Georg Möller, se dedica más que nada a las ostraca. Lástima que las excavaciones han de pararse con llegada de la primera mundial.


Hasta que nos llega el equipo francés dirigido por  “ l’égyptologue de Chatou “ Bernard Bruyère  que de 1922 a 1951 se dedica metódicamente a explorar el sitio de Deir el-Medina, junto con el checo Jaroslav Cerny y  el también francés Georges Posener. Excavan y estudian tanto el pueblo de artistas y artesanos como la necrópolis, las capillas de las llamadas "cofradías".  Lo cual dio a luz miles de objetos, incluyendo ostraca y papiros.

También trabajaron en el norte del templo, construido por Ptlomeo XII Auletes sobre un demolido templo ramésida que posteriormente se transformó en un convento copto, el cual dio a el pueblo sin nombre el calificativo con el que hoy lo conocemos, Deir el-Medina “el convento de la ciudad”.


Bruyère y su equipo merecen capítulos aparte xD. 

 

 

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo
18 julio 2011 1 18 /07 /julio /2011 19:46

 

 

El darle vueltas a todo debe de ser una de mis especialidades xD. Esta vez quería hablar sobre Pashedu, el cual me lleva a empezar con “Pa demi” (El Poblado) o “Ta Set Maat” (El lugar de la Verdad) conocido hoy como Deir el- Medina, de éste se me fue la pinza a “Ta set Neferu” (El lugar de la belleza) o Wadi al-Malakat llamado actualmente Valle de las Reinas y de ahí a Sat Djehuti Satibu, consorte y hermana de Seqenenra Tâa ………..y freno ya aquí para no desbarrar demasiado (es que amo a los taósidas).

Me explico, la tumba de Pashedu se encuentra en Deir el Medina.

 

Deir-el-Medina.jpg

  Deir el Medina  es el poblado que habitaron durante unos 450 años los obreros que construyeron tanto los impresionantes hipogeos reales de “La gran y noble necrópolis de millones de años del Rey” osea, el Valle de los Reyes, como los de “Ta set neferu”, el Valle de las Reinas, en la que se encuentra la poco conocida QV 47 donde fue exhumada la princesa Ahmés, hija de Sat Djehuti Satibu y Seqenenra Tâa, mi héroe.

La princesa Ahmés murió a comienzos de la dinastía XVIII bajo el reinado de su hermano Ahmose . Descubierta por Wilkinson, documentada por Champollión y Rossellini, no he conseguido encontrar prácticamente información de la KV 47, no he podido ver ningún dibujo o fotografía de su interior.

Lo poquito que sé sobre ella, es que la tumba como casi todas fue saqueada en la antigüedad. Se encontró la momia de la princesa Ahmés, en sus vendajes capítulos del Libro de los Muertos y según   Dodson y Hilton sabemos el nombre de la madre de esta Ahmés por las inscripciones de su sudario. La momia, unas sandalias y fragmentos de su sarcófago fueron a parar al museo de Turín, y allí siguen.


Plano de la QV 47:

QV47-Ahmose.JPG

 

Fuente:

 

http://www.semataui.de/NR/18.Dyn/18-01a-QV47.htm

 

Hace poco fuimos a ver la exposición "Book of the Dead" en el British.

 

British.JPG

Allí me encontré cara a cara con una máscara funeraria que “pudiera ser” de esa reina. Digo “pudiera ser”porque el nombre de Sat Djehuti era muy común entre la Jet set de principios de la XVIII Dinastía.

 

Satdjehuty.jpg

Página de donde he sacado la foto y hay más del interior de la exposición.


http://angelfloresjr.multiply.com/journal/item/6728


La abuela de Senenmut, madre de Hatnofer se llama Sat-Djehuty.La madre de Ineni, el propietario de la TT81, un ornamento real también llevó ese nombre, igual que la del Senneferi de la TT 99. Se ve las modas cambian poco, la royal family ya creaba entonces tendencias en los nombres de sus súbditos. Así que tanto puede tratarse de la abuela de Senenmut, como de esa reina, como la de cualquier ornamento real o noble que llevara ese nombre xD. Lo curioso es que en las inscripciones se puede leer que esta Sat-Djehuty “fue favorecida con una una gran cantidad de tela de lino por la esposa del dios, y madre del rey, Ahmés-Nefertari.

Lo curioso es que Ahmés-Nefertari, era la esposa de Ahmose I, sobrino de la  Sat Djehuti taósida.

 

Como no tengo fotos propias de esa exposición ya que no se podían hacer.

Lo más próximo que tengo es esta de mi señora hija posando antes de entrar.

 

Nadine-British.JPG

Esta si se sabe que pertenece en realidad a Sat Djehuti Satibu, y se encuentra en Berlín.

Entre el Libro de los Muertos textos en caracteres hieráticos, el nombre y títulos del propietario:

"La hija del Rey, la hermana del rey Satdjehuti, llamada" Satibu ", justificada, nacida  de la esposa del rey Tetisheri.”

 

Ataud-Satdejehuty.jpg

 

tb02

 

Imagen extraída de:


http://www.gitta-warnemuende.de/totenb.htm

 

Aunque algunos piensen que el ataúd y la máscara pertenecen a la misma persona, a mi me da que no, que se trata de dos hijas de Djehuti diferentes, aunque seguro que debieron ser vecinas y conocidas ¡¡quehttp://i200.photobucket.com/albums/aa211/circesubara/Gifs/2_faroh_lol.gif!!!

 


 

H

 

S

 

Repost 0
Published by Circe Subara - en Deir el-Medina
Comenta este artículo